¿Ya eres cliente? entra

Sobremesa Diamond - Luz dormitorio - cristal y laton - Andrea House - Liderlamp (3)

Dormitorio

Iluminación para el dormitorio

El dormitorio es mucho más que el espacio destinado al descanso, que también, es tu refugio personal, tu reducto de calma y sosiego donde relajarte y desconectar, por eso es vital la iluminación de este espacio. Aquí siempre debes contar con la potencia justa, la dosis de calidez precisa y los puntos de luz necesarios, sin escatimar, solo así alcanzarás la perfecta combinación de luces para cada momento de relax en tu habitación.

Ideas y tendencias para la iluminación del dormitorio

La decoración del dormitorio es casi la más personal de toda la casa, es un espacio sólo para ti, para tu disfrute personal, por tanto, debe ajustarse a la perfección a tus gustos y sueños. Lo idóneo es que definas el estilo que te identifica y selecciones lámparas acordes a él; con modelos bien escogidos lograrás una iluminación muy efectista y seductora. 

El punto de luz del techo, por ejemplo, es perfecto para una lámpara colgante llamativa que lleve el peso decorativo y sea punto focal de atención. La iluminación de la mesilla de noche, por su parte, también da mucho juego. Por supuesto, siempre acertaremos con lámparas de sobremesa delicadas, aunque las últimas tendencias abogan por salir de lo habitual instalando lámparas colgantes ligeras sobre casa mesilla, o apliques de pared de brazo largo, creando ambientes mucho más especiales y, como no, dejando espacio libre para todas tus cosas sobre la mesilla.

Iluminación para el dormitorio principal

Dependiendo de quien “viva” en cada habitación, variará enormemente el tipo de iluminación necesario, bien por la edad o por las actividades a realizar en el espacio. En el dormitorio principal podemos hablar de dos espacios a tener en cuenta en el planteo del proyecto de iluminación: la zona de descanso junto a la cama y la zona de armarios o vestidor.

En la primera es imprescindible contar con una luz de techo general, será la que enciendas nada más entrar en tu habitación. Para este punto de luz puedes apostar por modelos llamativos de todo tipo, aunque si prefieres algo discreto, los plafones de techo son fantásticos y muy funcionales. Además de esta luz general, están por supuesto las mesillas de noche; este punto de luz junto a la cama admite prácticamente cualquier versión de lámpara, de sobremesa e ingeniosas soluciones si el espacio escasea en tu habitación. Por último, tenemos la zona de armarios o vestidor donde poder ver bien toda tu ropa y calzado es primordial, por ello te recomendamos que instales un sistema de focos orientables de luz neutra.

Iluminación para dormitorio juvenil

La gran variedad de lámparas maravillosas que tenemos propicia que, desde el equipo de Liderlamp, huyamos de los estereotipos habituales para las habitaciones juveniles y recomendemos apostar por la integración de modelos de todo tipo. ¿Por qué no instalar un aplique decorativo junto a la cama?¿Una lámpara de pie especial en aquel rincón?¿O un flexo de aire retro sobre el escritorio? Tanto si hablamos de chicas como de chicos, acertarás si piensas que ya tienen edad suficiente para apreciar una buena decoración en su cuarto, una excusa magnífica para acercarte a su mundo y organizar juntos su futuro refugio. Ten claro, por encia de todo, que deberás incluir un punto de luz en el techo a modo de iluminación general, otro potente para el estudio (de 4000K), y un tercero junto a la cama para favorecer la lectura o simplemente para crear un ambiente tranquilo al caer el sol.

Iluminación para dormitorios infantiles

Para tu pequeñín recién llegado a la familia, tenemos las lámparas más coquetas y delicadas, que aportarán a su habitación esa atmósfera acogedora y suave tan necesaria en sus primeros meses de vida. No olvides que hasta dentro de un tiempo su percepción del exterior es vital para su desarrollo, por eso, conviene rodearle de un mundo tranquilo que fluya sin sobresaltos y favorecer así su descanso. Evita por ello las luces potentes de techo, piensa que tu bebé normalmente está tumbado boca arriba y una bombilla intensa le perturbará, seguro. Quizá puedas aflojar esa bombilla hasta que sea algo mayor y apostar en cambio, por guirnaldas de luz, lámparas de sobremesa de luz cálida, o incluso algún punto de luz quitamiedos para orientarte de noche sin encender ninguna luz extra. Así, el nuevo bebé estará tranquilo y dormirá a pierna suelta.